Tu imagen habla por ti

La imagen personal es algo que nos define, que muestra a los demás cómo somos. Incluso en los momentos más formales un simple complemento en el vestir o un gesto dice mucho de la persona. Por eso es tan importante cuidar la imagen en todos los apartados de la vida, pero muy especialmente en el laboral.

A la hora de acudir a una entrevista de trabajo la imagen personal puede significar el éxito o el fracaso dela entrevista. De poco servirá un curriculum excelente si la persona aparece descuidada o contesta con agresividad. Porque la imagen personal es mucho más que el vestir, es también la actitud que cada persona muestra con su interlocutor.

Vamos a ver algunos aspectos que tienen mucho que ver con la imagen personal y que es necesario cuidar:

  • La vestimenta: la ropa que vestimos dice mucho del carácter de la persona, el uso de los colores, si se prefiere un estilo clásico o moderno, si está limpia y bien planchada…
  • Aseo: una imagen aseada es fundamental. Pero no hay que caer en la exageración. El pelo, la barba o el maquillaje deben cuidarse, pero, por ejemplo, conviene olvidarse de los perfumes excesivamente fuertes porque pueden llegar a ser desagradables para otras personas.guap
  • La actitud y los gestos: la manera en la que se expresa una persona nos descubre cómo es. Desde el tono y el volumen de la voz hasta los gestos, si sonríe, si mueve excesivamente las manos, si evita mirar a la otra persona cuando habla, etc.

La imagen puede ser un elemento a nuestro favor o en contra, por eso se debe cuidar al detalle. Y hay que hacerlo en cada momento, adecuando nuestro aspecto a cada circunstancia. Una dependienta de una tienda de ropa no puede ir mal vestida, al igual que un ejecutivo no puede ir en vaqueros o una representante de productos de cosmética sin maquillar. Son cuestiones básicas que, sin embargo, a veces se pasan por alto.