¿Es tu primera entrevista de trabajo? Prepárate

Cualquier entrevista de trabajo es prácticamente un examen. Un examen del que dependerá nuestro futuro labora y así hay que planteárselo. Es necesario prepararse a fondo y dar lo mejor de uno mismo. Pero la primera entrevista de trabajo es, tal vez, uno de los momentos más difíciles de cualquier persona.

Y lo es porque el miedo a lo desconocido está ahí, porque nunca se sabe muy bien lo que se puede esperar y, sobre todo, por los nervios de la inexperiencia. Por eso hay que preparase muy en serio y tomarlo como un gran reto, tal vez el primer gran reto al que nos enfrentaremos en nuestra vida. Un reto en el que quizá no obtengamos los resultados deseados, pero que nunca supondrá un fracaso, sino un aprendizaje para futuras entrevistas.

Vamos a ver ahora aspectos que hay cuidar y trabajar con esmero antes de acudir a la primera entrevista de trabajo:

  • Lo primero es informarte bien de todo lo relativo a la empresa y al puesto de trabajo al que optas. De esta manera podrás prepararte mejor para la entrevista, llevando bien aprendidos tus puntos fuertes y qué es lo que te hace más idóneo para esa empresa y para ese puesto en particular.
  • Ya sabes qué es lo que ofreces, ahora debes saber venderlo. Prepárate un guion breve pero conciso de tus habilidades
  • Prepárate también para las típicas preguntas: tus fortalezas, tus puntos débiles y por qué quieres trabajar en esa empresa. Es posible que también te pregunten de qué manera ves tu futuro y qué esperas conseguir.
  • Si no te ves seguro, ensaya, incluso delante de un espejo, grábate si es necesario y observa en qué fallas.
  • El día de la entrevista, por supuesto, debes ser muy puntual e ir vestido de manera adecuada y aseado, a veces la primera impresión es importante. Cuida también tus gestos y evita ser brusco, con las manos o con la palabra.
  • Y, por supuesto, intenta estar lo más relajado posible y responder con concisión y claridad a lo que se te pregunta, sin divagar.