Actitudes que NO debes adoptar si quieres conseguir el trabajo de tus sueños

La vida del desempleado es una vida difícil, pues ciertamente cuando se está en ese estado no se depende de sí mismo y es necesario subordinarse a las decisiones de aquellas personas que amablemente te mantienen y te brindan un hogar, costeando ellos todo lo respectivo a los alimentos y servicios básicos, tal como lo fueron tus padres en el momento que eras joven.  El desempleado que no cuenta con el apoyo de sus padres ni con el de nadie, ciertamente ve el mundo más triste que nunca, pues ni siquiera tiene certeza de si comerá algo el siguiente día.

Siendo joven, el desempleo no es tan problemático como lo es cuando se es adulto, ya que cuentas con el apoyo económico y emocional de tus padres para conseguir el empleo que tanto deseas. Sin embargo, cuando se es joven también se suele ser terco y erradamente se piensa que si no conseguimos el empleo que se ajuste exactamente a nuestras necesidades y exigencias no trabajaremos en ningún puesto laboral hasta que sea económicamente necesario.

Posturas como esa adoptamos y seguimos con fervor como si la veracidad de nuestra ideología de vida estuviera en juego y terminamos desperdiciando todas las valiosas oportunidades laborales que el mundo nos ofrece. Asumimos que, si no es el trabajo ideal, el de nuestros sueños, el que tanto queremos, no lo tomaremos y por ende pasaremos ofuscadamente toda nuestra vida esperando en el sillón de nuestros padres esa propuesta de trabajo que a buen seguro no llegará.

Debido a lo anterior expuesto, hemos preparado un post dedicado ex profeso a todos aquellos jóvenes rebeldes y también a todos aquellos adultos que no consiguen el norte en el mundo laboral para que reconozcan qué posturas y actitudes son las que no deben adoptar y no deben seguir pues no los llevarán a nada y mucho menos el empleo de sus sueños. Así que pasemos a una lista de posturas erradas que los desempleos adoptan de acuerdo a lo recopilado por empleadores de distintas empresas como, por ejemplo, Cerrajeros . Sin más, vamos a ello:

  • Creer que de inmediato encontrarás el trabajo de tus sueños es una actitud errada, ya que es prácticamente imposible que eso ocurra, sobre todo porque los mejores empleos requieren gente con mucha experiencia que tú de seguro no tienes. Así que acepta trabajos que no desees sólo para ganar algo de experiencia en tu área laboral favorita.
  • El trabajo perfecto me esperará a pesar de tener poca experiencia y pocos conocimientos en el área laboral: es otra postura errada.
  • La soberbia, la petulancia y la pedantería te expulsan de cualquier posibilidad de conseguir el empleo que desees, por ende, ser humilde es lo que más te conviene al estar en busca de empleo.
  • Pensar que lo sabes todo en el puesto de trabajo al que aspiras es sólo otro síntoma de tu estupidez; siempre hay algo nuevo que puedes aprender y mucho más ejerciendo un trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *