Mes: agosto 2018

¿Cómo conseguir tus primeros clientes como autónomo?

Muchos profesionales encuentran en el trabajo como autónomo una opción real para conciliar la vida familiar y laboral. En otros casos, los ha motivado la escasez de empleo formal. Pero aún hay un tercer grupo que responde a una inciativa y capacidad emprendedora que los ha impulsado a lanzarse en la aventura del autoempleo.

El primer reto que deberán superar es el de encontrar clientes, tanto si ya tienen experiencia y son conocidos en su sector, como si están empezando.

En ambos casos hay estrategias comunes que se pueden aplicar y ser muy efectivas. Por ejemplo, recurrir al antiquísimo boca a boca. Nada mejor que la recomendación de un amigo cuando buscamos un fontanero, un electricista, un cerrajero urgente o cualquier otro tipo de profesional que haga reparaciones del hogar. Por supuesto que también aplica a otras actividades, pero quisimos mencionar estas en particular, porque meter a un extraño en casa es siempre un tema delicado.

Pero confiar en que naturalmente tus clientes te remitirán a sus conocidos porque han quedado satisfechos con el trabajo, puede ser demasiado optimista y tú necesitas logros acotados en el tiempo.

Existen diversas formas de propiciar estas recomendaciones. Por ejemplo, ofrece a tu clientela algún descuento o servicio gratuito si te refieren nuevos clientes. Sería como un programa de referidos pero en versión analógica y tradicional.

Si dispones de una página web o formas parte de algún directorio, anímale a que deje algún comentario por escrito, pues esto aumentará tu reputación online

Asimismo, puedes preguntarle directamente si algún vecino o conocido podría requerir los servicios que ofreces. En caso de obtener una respuesta afirmativa, pídele que te dé sus datos para enviarles un correo electrónico o un mensaje de whatsapp de presentación.

Y en los tiempos que corren, las redes sociales son un excelente medio para darte a conocer y establecer tu marca personal, es decir, aquello que te distinguirá de la competencia.…

Actitudes que NO debes adoptar si quieres conseguir el trabajo de tus sueños

La vida del desempleado es una vida difícil, pues ciertamente cuando se está en ese estado no se depende de sí mismo y es necesario subordinarse a las decisiones de aquellas personas que amablemente te mantienen y te brindan un hogar, costeando ellos todo lo respectivo a los alimentos y servicios básicos, tal como lo fueron tus padres en el momento que eras joven.  El desempleado que no cuenta con el apoyo de sus padres ni con el de nadie, ciertamente ve el mundo más triste que nunca, pues ni siquiera tiene certeza de si comerá algo el siguiente día.

Siendo joven, el desempleo no es tan problemático como lo es cuando se es adulto, ya que cuentas con el apoyo económico y emocional de tus padres para conseguir el empleo que tanto deseas. Sin embargo, cuando se es joven también se suele ser terco y erradamente se piensa que si no conseguimos el empleo que se ajuste exactamente a nuestras necesidades y exigencias no trabajaremos en ningún puesto laboral hasta que sea económicamente necesario.

Posturas como esa adoptamos y seguimos con fervor como si la veracidad de nuestra ideología de vida estuviera en juego y terminamos desperdiciando todas las valiosas oportunidades laborales que el mundo nos ofrece. Asumimos que, si no es el trabajo ideal, el de nuestros sueños, el que tanto queremos, no lo tomaremos y por ende pasaremos ofuscadamente toda nuestra vida esperando en el sillón de nuestros padres esa propuesta de trabajo que a buen seguro no llegará.

Debido a lo anterior expuesto, hemos preparado un post dedicado ex profeso a todos aquellos jóvenes rebeldes y también a todos aquellos adultos que no consiguen el norte en el mundo laboral para que reconozcan qué posturas y actitudes son las que no deben adoptar y no deben seguir pues no los llevarán a nada y mucho menos el empleo de sus sueños.…