Sí, los despachos legales también son empresas

Esto es algo que los egresados de las escuelas de leyes no tienen en consideración al momento de querer formar su propio despacho de abogados, por lo que lo hacen sin ningún inconveniente, y luego incurren en sus responsabilidades comerciales.

Pero ¿por qué es considerada una empresa? Si simplemente se trata del asesoramiento a personas y la resolución de sus conflictos legales, pues bien, partiendo desde este punto está todo dicho y la actividad no es considerada como comercial en sí, pero en este caso estamos hablando de la práctica del abogado en sí, mientras este esté actuando en carácter individual, es decir, simplemente como trabajador Autónomo donde él es su propia empresa.

Caso contrario ocurre al momento de establecer un despacho de abogados, pues esta es ya una entidad que posee las siguientes características; tiene como objetivo principal la rentabilidad, pues si a pesar de que su estructura de ingresos es mediante una cartera de clientes legales, la búsqueda de rentabilidad y la clientela son factores determinantes de una empresa.

Además puede realizar publicidad, y su cartera de clientes puede ser variada, lo que normalmente establece la contratación de personal de ayuda, que trabajan para el correcto funcionamiento de la atención de clientes, que originan la rentabilidad del despacho.

El problema es que las escuelas de derecho no proporcionan a sus estudiantes de un conocimiento práctico en materia de economía comercial, por lo tanto ellos en principio tendrán que ganar suficiente experiencia para saber armar el tipo de despacho que desean, por lo que en esta ocasión se manifestarán una serie de consejos, emitidos por empresarios exitosos, que ayudarán a mejorar esa práctica cuando se es un recién egresado.

Realizar planes de acción antes de la materialización del despacho (consejo emitido por el fundador de Antenistas Madrid)

Siempre mantener un enfoque donde pienses que tu entidad jurídica será vista como un establecimiento de comercio (consejo enunciado por el director de www.reparaciondecalderasmadrid.es)

Haz una definición clara de tus objetivos y estarás más libre en cuanto a lo que quieres, hazlo como una lista (recomendación del empresario creador de la empresa Instalador de gas Madrid)

No tengas miedo a la autonomía, por lo que necesitas evitar las sociedades tempranas.

Los socios necesitan ser bien elegidos, no confundas la amistad con los negocios, pues no siempre los amigos son la mejor opción (consejo muy remarcado por el abogado de la empresa Desatascos Madrid).