Mes: enero 2016

Cuerpo de una entrevista

En el cuerpo de una entrevista de trabajo se presenta la oportunidad de reconstruir en unos minutos nuestra propia personalidad. Evita lo malo, potencia lo positivo. Habla de ti mismo con naturalidad, sin parecer presuntuoso; resta trascendencia a las malas experiencias y aporta modestia a tus verdaderos éxitos. Incluir una anécdota aclarativa que explique cómo has resulto un complicado entuerto puede servir para poner la entrevista a tu favor.

Define tu capacidad para aportar algo extra, potencie el factor diferencial que logrará distinguirte del resto de entrevistados. Hacerse imprescindible desde el minuto uno es uno de los secretos para triunfar en el trabajo. Haz saber al entrevistado que la empresa ganará un importante capital humano contigo y que sabrás dar respuesta a muchos problemas que sabes que ahora agobian a esa compañía.teamwork

Incide en tu experiencia como miembro de un amplio equipo de trabajo, pues en tu nuevo trabajo tendrás que comunicarte con mucha gente. Si vas a hablar de tus errores en el pasado, arguye a continuación el aprendizaje que posteriormente experimentaste. Juega a dos cartas; por un lado, muestra tu predisposición a ser uno más en el equipo de trabajo; por otro, deja bien claro que disfrutas de los conocimientos y capacidades para poder erigirte en un auténtico líder si es preciso.

Habla con pasión de tu formación académica. Jamás reniegues de tu profesión (te dediques a lo que te dediques, tantos si eres un reputado ingeniero de Sacyr o profesional de los desatascos Valencia) ni te lamentes por la mala situación económica ni des a entender al entrevistador que estás frente a él porque no te queda otra alternativa. Exprime las virtudes de haber estudiado lo que estudiaste y rescata algunos conocimientos que te hacen ser un privilegiado en lo que a la formación que atesoras se refiere.…